Anécdotas

SALUDO MILITAR , PERO DE PAISANO

Estabamos en vaca al fin del primer año 1964 e íbamos , yo de paisa, con mi pololita eterna Gloria (mi futura esposa) a tomar el bus de La Reina 57 , dirección centro, a asistir a la peli de los Beatles ” A hard days night” .  Al subirnos,  vi que estaba sentado en segunda fila nuestro cdte.de escuadrilla uniformado (viste, se me olvido el nombre) y yo, demostrando alto machaquismo (seria para impresionar a la chiquilla, porque yo era mas bien de los medio botaos) lo saludé con un saludo marcial ( cualquier oficial prusiano  habría aplaudido frenéticamente,  jaja) llevando la mano a la (inexistente) gorra !  El  teniente (o era capitan) se quedó de una pieza y me dio una mirada que me hizo avanzar rápidamente al final del  pasillo… Bueno, esto lapsus se me olvidó rápidamente y no le di mas importancia. Pasaron las vaca y me llamó el primer día de escuela a su despacho, dándome una pequeña charla sobre lo que significaba estar en una institución militar al contrario de una escuela particular, que el saludo militar era un acto de honra y de respeto al superior y que el uso de uniforme era obligatorio,  inclusive en las vacaciones, etc etc. Para mi sorpresa y espanto después de su charla, llevada en un tono amable  y muy tranquilo, me informó  con voz levemente elevada que me iba a dejar 3 domingos sin salida por faltar el respeto y burlarse de un oficial en público  y mas encima de su propio cdte. de escuadrilla ! Que yo jamás debería haberlo saludado con saludo militar sin el uniforme y sinla gorra correspondiente !  Tomate esa ! D.Thiele


DESMAYO INOPORTUNO

Año 1965, una mañana cualquiera, terminado el trote previo al desayuno, nos encontrábamos en el comedor listos para recibir el primer alimento del dia. ¡¡¡ FIRMES FRENTE A SUS PUESTOS!!!!!!! ordenaban los brigadieres, para proceder al ritual de pedir permiso al oficial de servicio para iniciar el desayuno. En el comedor reinaba un silencio sepulcral y no se movía ni una mosca, cuando de un momento a otro, el cadete XX sufre un desmayo, con tan mala suerte que al caer introdujo la cabeza en la fuente del Porrish, el cual se derramó completamente en la cabeza de nuestro querido compañero XX.


EL QUE BAÑÓ CON SOPA AL OFICIAL DE SERVICIO

Otra del mismo cadete XX, ésta también ocurrió en el comedor, pero a la hora de almuerzo. El cadete XX, se levanta de su mesa para increpar al “Coipo” Gonzalez (jefe de los mayordomos) porque había encontrado un frasco de remedios en la sopera que contenía una rica cazuela. Ambos se enfrascaron en una discusión y el cadete XX decidió llevar la sopera con el frasco de remedios al Oficial de Servicio. En oposición, el Sgto. Gonzalez, quiso quitarle la sopera a XX y mientras se aproximaban a la mesa del Of. de Svc., se desarrollaba un tironeo de la sopera agarrada por las tres patitas que tenía el utensilio. Al llegar junto al Of. de Svc. la discusión era inentendible porque XX y el Coipo, se gritaban simultáneamente. Para poner calma, el oficial los invitó a dejar la sopera sobre la mesa, pero nadie se percató que entre tanto tironeo se había soltado una pata de la sopera, por lo cual al ser colocada sobre la mesa, esta se volcó encima del Oficial de Serv. bañándolo desde el pecho hasta los pies con cazuela. Frente a semejante chambonada, XX no atinó mas que a volverse hacia las mesas de cadetes, hacernos un gesto como diciendo “Háganse esta” y se C…… de la risa.


“LLÉVAME ESTE PAQUETITO”

Otra anecdota: Al pelao Karich le cayo un Domingo y como viviamos cerca, me pidio que avisara en su casa. Fui a su casa y salio su estupenda hermana Evelyn. Le conté y me dice que pena, porque era el cumpleaños del pelao y me dice si yo sería tan buenito de llevarle una torta que le tenían. Chuta dije yo, si me agarran me cagan, pero como nunca he podido decirle que no a una mujer bonita, (el origen de todos mis males hasta hoy hoy) le dije que la pasaría buscar antes de  la recogida. Una vez en el enredo de la llegada de los buses a la escuela, me escabullí a la ventana del dormitorio y abriéndola un poco deje caer la bolsa y al darme vuelta para ir a la fila. me llevé tremendo susto encontrándome cara a cara con el Alférez Gaete, que me ordena ir a formar. Ya era mucho susto encontrarse con Gaete de noche y no pude dormir mas, preocupado por si había cachado lo de la bolsa. Al otro dia al desayuno se acerca el alférez mayor a mi mesa y me dice: preséntese al oficial de guardia adelante. Aquí cagamos dije yo y me presente, cadete ….a su orden, Infante parece que era el oficial me dice que tome asiento al lado de él , flor de penca me voy a llevar, dije. Gira hacia mi lado y me dice : un pedacito de torta…. claro gracias dije yo y así seguimos hasta que nos comimos casi toda la torta incluido el  mayor. Después el pelao me deíia y mi torta wn…..puta que estaba rica le decía yo…. F.Azocar

: Hola Pelao, entrando al area chica, aparte del desayuno con tu torta si me tiraron un Domingo. En la mesa del oficial de guardia solo recuerdo la torta, si había algo mas el sospechoso sería el Gaete.. Yo la esperanza que tenía era que alguno de los castigados, que estaban desde antes en el dormitorio, haciéndose los chistositos,  hubieran agarrado la bolsa para embromar un rato. Igual fue simpatica la anecdota. F.Azócar


EL COMPROMISO CON EL DEBER Y LA PUNTUALIDAD

En una anécdota anterior, creo que Carlos Stípicic hizo alusión a lo histriónico que a veces se portaba el Cdte. del Gpo. Escuela (César Hernán Jentsen Melo). Eso me Hizo recordar que cuando tuvimos las vacaciones de invierno del año 1964, se hizo una formación general y el Cdte del Gpo. Escuela nos dijo algo así: “Los cadetes van a salir de vacaciones, tienen dos semanas libres, pero el Domingo ZZ de Julio a las 10 y ½, todos tienen que estar en la formación de recogida ya que no se perdonará ni un solo segundo de retraso. POR LO TANTO, si un cadete llega a Punta Arenas y ve que no tiene pasaje de vuelta, al otro día ya viene caminando con su maleta a cuesta” Byron


SUTILMENTE RUMIANTE

“Una vez, en la sala de clases, en geometria analitica, el profesor,  Sr Doña, le hace un par de preguntas a un compañero, el cual respondió puras burradas en ambas ocasiones. el Sr Doña, lo lleva a la ventana de la sala de clases, mirando hacia la pista, cerca de la torre de control y le pregunta , ¿ que ve Ud.?,    nuestro compañero le responde…    pasto  sr.    y el Sr Doña le vuelve a preguntar..   ¿ y no te tientas….?”  C.Matus


CAPO EL TIPO

En una clase de Cálculo, mi compañero de banco quien gozaba de excelentes calificaciones en la asignatura, pero que era muy bueno para dormir (se ponía la mano en la cabeza como que estuviera mirando el cuaderno y pensando muy concentradamente). El Sr. Pérez, nuestro profesor, que sabía de las siestas de nuestro compañero, sorpresivamente lo llama a la pizarra a terminar el ejercicio. Lo pateo por debajo del escritorio, me pregunta aún con la cabeza abajo “que pasa” y le digo que lo llamaron al pizarrón. Levanta la cabeza, mira la pizarra con el encabezamiento del problema mientras avanza hasta el pizarrón.y el muy desgraciado toma la tiza y termina el problema, el cual ninguno de los presentes y atentos había entendido ¡nada! M.Lambie


LO TRAICIONÓ EL CASSETTE

Uno de los tantos recuerdos imborrables que aún me quedan eran las clases de motores del General Fuentes. Éramos siete estudiantes del tercer año de ingeniería en la APA y se me ocurrió pedirle autorización para grabar una de sus clases.

Ese día el tema era el funcionamiento de un motor de aviación recíproco y cada uno de nosotros era una parte del motor, típicamente una clase interactiva, el general le preguntaba a uno de nuestros compañeros que en ese momento desempeñaba el papel de un cilindro del motor que temperatura de funcionamiento tenía en ese momento y debía responderle alrededor de XXX grados señor, cada uno estábamos totalmente concentrados en la pregunta que nos podría formular y yo feliz porque estaba grabando una de las clases más entretenidas, pero apareció Murphy porque se terminó una cara del disquete, no perdí tiempo y cambie rápidamente el disquete para seguir grabando, al apretar el botón de grabación , o sorpresa , apareció una canción de Elvis Presley a todo volumen, creo que era el rock de la cárcel, casi me morí, el general me miraba atónito y mire a mis compañeros que soltaron una risa a todo dar, el general respiro tres veces y continuó la clase, pensé para mi interior que no había sido una buena idea lo de la grabación, pero en la cara del general por primera vez vi una sonrisa. Simón Adjemian

A mi me parece estar viendo la cara de sorpresa de mi compadre Simón cuando las melodías de Elvis interrumpieron, a todo volumen, la clase del General, así como su desesperación por no poder incorporarse rápidamente para silenciar la grabadora, debido a que estaba haciendo equilibrio sentado en una silla apoyada solamente en  las dos patas traseras. Byron


DE CÓMO EMPEZARON LOS VUELOS SIN MOTOR

No se si recuerdan cuando un cadete bastante amarrador entro cuando estábamos en estudio y sintió que algo iba mal, yo estaba en ese momento en el primer banco de la entrada y apenas entro quedo preso, fue reducido y sacado por los pies y la cabeza abajo en esas grandes ventanas, súbitamente entro el oficial de servicio y este pobre cadete se fue al suelo, fuera del dolor de la caída lo encontraron afuera por lo cual fue castigado. H.Karich

A propósito de la evocación que hace Hendrich del lanzamiento del compañero por la ventana, recuerdo que a partir de entonces, ese curso instituyó el castigo del “vuelo solo por la ventana”, que entre paréntesis era bastante alta. Byron

Otro cadete mando una bayoneta al pizarrón porque no lo dejaban fumar, se acuerdan quien seria. (PENDIENTE)


UNA DE FUMADORES FONDEADOS

Clases de matemáticas con el Sr Giunio, hacer un cortocircuito, se apaga la luz y ¡ a fumar se ha dicho!!


RECUERDO DEL FOSFORITO

Con esta no preocupo a nadie Memorables las Paraguayas del Fosforito García-.Huidobro, o no?? G.Besoain


PULGAS PARA EL BRIGADIER MAYOR

Los autores fueron Donald y Anderson, fue en el año 65 estábamos en 2° año y se llevaron el perro Copito (quiltro que vagaba por el estadio) y lo llevaron a nuestra sala de clases, esa estaba en la salida del Pabellón de Estudios. Ellos se consiguieron cloroformo en Enfermería y sedaron al can, ante la mirada cómplice de todos los que estábamos en la hora de estudios lo despulgaron. Luego las desparramaron en la cama del Brigadier Mayor Schwemmer. La cosa es que finalmente tuvo que irse a dormir a la Enfermería tras perder su batalla con las pulgas. El asunto no terminó ahí, averiguó quien fue y castigó a Anderson y este le enrrostró que el BM era un abusivo y se escondía tras su grado, en ese momento (también fui testigo) Schwemmer se quitó la cinta con las dos estrellas de la pala y partieron a las letrinas. Como Anderson era grande y maceteado y Schwemmer mas bajo di por sentado lo que se venía…..PERO el BM era seleccionado de natación y Anderson volvió con un par de moretones en la cara…y sin salida el domingo.  Parece que a Donald no le pasó nada……


MALOS PARA LA QUÍMICA

Fuimos cinco los que fuimos, una noche, a copiar el exámen de química del día siguiente, al pabellón de estudios. Para ello, nos fuimos, cara de raja, marchando como si fueramos cuarteleros, identificados por el yatagán colgando en su funda (por siaca). Llegamos al patio interior, donde estaba la ventana de la imprenta, y, como la base de uno de los barrotes había sido debilitada durante agunos recreos, por uno de los conjurados, mientras que los otros formábamos una barrera, se sacó el barrote, se abrió facil la ventana y el más ágil, ingresó al lugar. Como estaban numeradas las hojas impresas, tuvo que copiar, en forma manuscrita, las preguntas del exámen. Realizado esto, volvimos a los baños de los dormitorios, a resolver el asunto en conjunto con libros y apuntes. Ya contando con las respuestas, nos quedaba memorizarlas y quedamos de acuerdo que nadie se iba a sacar un siete. Para lo cual estuvimos toda la noche, en las casetas de los baños, en esos menesteres. Pasamos química, con notas al justo, salvo uno que se sacó un siete.


¡ QUIERO UN DOMINGO QUIERO UN DOMINGOOOOOOO !

El Cdte Grupo Escuelas en formación general del día lunes a las 08:00 Hrs, señaló que no quería más ,ver cadetes asomados en las ventanas del pabellón de estudio ofreciéndose como prostitutas y si alguien lo hcía , sería lo mismo que estuviera gritando: “¡quiero un domingo, quiero un domingo!”. El cadete Guevara parte corriendo después de la formación, entra a la sala de clases (haciéndose el chistoso ) abre la ventana y grita “!quiero un domingo!”.  Justo en ese momento pasaba  Cdte y lo escuchó . Tiene 4 domingos y podrían ser más , ja ja ja.


FELICES SUEÑOS

Corría el año 66, cuando algunos entramos a la escuadrilla. Nos tocaban largas y agotadoras jornadas de preparacion militar, había que pasar la revista de recluta. Por ende nuestro cansancio era tal, que poníamos la cabeza en la almohada y no sabíamos de uno hasta el otro día, cuando éramos despertados por la diana. En una de esas noches, me a me acuesto con el cansancio de siempre, nuestro dormitorio tenia una ventana al lado derecho, pero al despertar para me asombró estaba rodeado de ventanas. Que había pasado, estaba durmiendo con cama y todo en el baño. Otro obra de algunos bromista, entre ellos, un con iniciales H. L. L.Fuentes


EL ALQUIMISTA

En el año 64 eramos la 2a sección, y alguien se robó del laboratorio de Química (Fierro, si mal no recuerdo) un frasco con polvo de alumínio que es un producto altamente explosivo. La cosa es que estábamos en estudio de la tarde e hicieron con una hojas color naranja para pruebas ( de esas que se pedían en la Secretaría de Estudios ) y le aplicaron fuego….hubo una tremenda luminosidad y subió un hongo de humo que rebotó en el techo cubriendo toda la sala. Como nosotros estábamos frente a la Subdirección y el humo empezó a salirse por la ventana, llegó personal a ver que cresta pasaba…el desbande de la sala fue rapidísimo. NO recuerdo si hubo castigados o no…yo apreté cachete a las letrinas, y no me sacaron hasta la formación pa los comedores…. F.COLLARTE

Me acuerdo de esa. Recuerdo que algunos abrimos las ventanas y empezamos a golpear los borradores del pizarrón, para que se creyera que el humo que salía era el polvo de la tiza. Nunca supe si la creyeron, pero varios nos quedamos en la sala y no pasó ná. A.BENSON


DE NADADORES

Nada más placentero que, aquellos que estábamos en natación; nos llevaran a la piscina de la YMCA a nadar, aprovechábamos las duchas largas y calentitas y después a comprar pasteles. G. BESOAIN


CUARTELERO MELÓDICO

Y se acuerdan de cuando el cuartelero de servicio era Pancho Azocar nuestro Brigadier de sección, Jorge Ember Castro, ordenaba que este lo despertara cantando……además de darle el estado del tiempo. F.COLLARTE


UNA OPERACIÓN COMANDOS

!Aquí va otra de pruebas robadas!. Aunque ocurrió en el curso de abajo, igual la encuentro interesantísima. Ante una difícil prueba de Física, se organizó una “Operación Comandos” con un plan consistente en que un grupo distrajera al profesor rodeándolo y entablando una amena conversación para que el equipo mas diestro revisara el portadocumentos del profesor. ¡ Exito total ! El profe, desconfiado, tenía las preguntas en una hoja manuscrita, sin copia. Los osados comandos copiaron los 4 problemas y luego se procedió a resolverlos y a fijar las reglas del juego para que nadie se tirara a un 7. Todos se estudiaron los problemas, excepto uno que en el colmo de la flojera llevó la prueba solucionada en hojas de prueba, con tan mala cue…. que el profe, a última hora decidió eliminar un problema. Al no poder explicar con qué poderes Paranormales había contestado el problema que el profe había eliminado, el Super Flojo debió aponchar solo. Byron


CHIVA PARA SALIR

Parece que esto ocurrió en 2° año (65), el Tte. Aird dice en la Orden del Día…”salida a la mejor chiva”….Salieron a ponerse un lote bastante grande, y empieza…fila…fila….hasta que llega a Murúa, él dice “motivo…cumpleaños de mi polola”….el Tte. lo mira y le dice al brigadier…OK..sale. Hasta ahí todo bien, pero Murúa se presenta a la semana siguiente a las peticiones en la Orden del Día y pide salida especial…motivo…cumpleaños de la polola….Aird lo mira de arriba a abajo y le dice que ya salió por ese motivo, a lo que el cadete responde…”es que terminamos y ahora tengo otra”. Parece que volvió a la fila en sapitos. F.COLLARTE


¡ NO PUEDO MAAAAAS!

Año 64, toda la sección castigada, algunos en sapitos otros haciendo tiburones, entre estos el cadete Manterola, quién detiene sus tiburones, se levanta, enfrenta al oficial y le dice: “No puedo más mi teniente” resultado: 200 tiburones más. Gran persona Carlitos Manterola (qepd). G.BESOAIN


¡ QUE CALORAZO!

Corría el año 66, se eligieron algunos cadetes de nuestra escuadrilla para un desfile del 21 de Mayo en Valparaìso, cuando llegamos allà, formamos sin problema, en la plaza Sotomayor, hacìa mucho calor y estuvimos en posiciòn de descanso por mucho tiempo. Cuando nos ordenan presentar armas, no podìamos despegar los fusiles del suelo. El alquitràn de la calle se habìa derretido, estàbamos pràcticamente pegados al suelo. despuès vino la mejor parte, cuando tuvimos que dejar el arma en el suelo, nuestros guantes tambièn se pegaron con el alquitràn, fuè complicado, pero el humor siempre estaba presente y nos matàbamos de la risa. Como cuando en un disciplinario, nos pusieron la escalera de incendio en nuestros cuellos y vez de lamentarnos, nos reìamos igual. cadete 496 FUENTES


UNA ARRANCADITA AL CINE

No recuerdo el año, pero en un fin de semana que me había quedado voluntariamente en la Escuela, en el almuerzo del sábado, algunos de nosotros tomamos la decisión de no aceptar el aburrimiento de quedarnos castigados. Para ello, planeamos irnos al cine El Bosque, ya que nos habían comentado que daban dos películas increíbles. La función nocturna se iniciaba tipo 21 hrs., por lo que nos salimos por las ventanas de los dormitorios, nos fuimos agazapados por el interior de la Escuela, me parece que pasamos algunas instalaciones de la Escuela de Especialidades (¿o no?), y llegamos al cine. Nos habíamos vestido con una ropa medio paisa, pagamos y entramos a oscuras, pues ya había empezado la primera película. Compramos dulces, bebidas y algunos pasteles, para la ocasión. Todo fluyó muy bien, hasta que terminó la película y se encendieron algunas tenues luces, para el intermedio. Y ¡oh sorpresa! Dos filas más adelante de nosotros, habían varios de los alféreces y subalféreces de la Escuela, sentados y comentando la primera película. Nos levantamos discretamente de nuestros asientos y rajamos volando de vuelta a los dormitorios. No nos cacharon y , por lo menos, vimos una película y comimos algunos dulces… Quisiera saber quienes fueron los otros fugados. A.BENSON


ASALTO AL CASINO DE SUB OF

(REVISAR Y CORREGIR) filtro?   Yo estuve en el cine esa noche y dos veces mas . . ADEMAS, UN SÀBADO DE CASTIGOS ALGUNOS FUIMOS AL CASINO DE SUBOFICIALES A TOMAR UN TRAGO . . . Y LA MÀS GRANDE . . CASI ABRIMOS EL ALMACÈN DEL CASINO . . . mientras comìamos helados y sacabamos cigarros QUE PAGÀBAMOS DEJANDO EL IMPORTE DEL CONSUMO EN LA CAJA . . . ¿quièn tenia llaves? . . YO . . .Gorilòn abajo, Loco màs arriba . . y mi tocayo por la ventana chica del casino para que bajara a abrirnos la puerta y al subterràneo se a dicho . . eso con punta y codos desde el dormitorio y cuidando que la guardia no nos vieran . . . jajaja. ¿CUÀNDO? . . . cada sàbado que caiamos castigados . . ¿QUIENES? . . los siete . . jajaja FERNANDEZ


¡ TEEMBLOOOORRRR !

Otro recuerdo que tengo es del Coco Izquierdo lanzándose contra la medianera entre nuestra clase y la otra donde estaba Moloch dando clases. Con el cimbronazo que se sintió el profe salió al pasillo en estado de consternación ya que le tenía terror a los terremotos. M.HARDY


PAPELETAS DE SALIDA (REVISAR POR CONTENIDO, censura)

Como parece que R2D2 (Arturito) ha estado en todas, ​aquí va otra de él…. En 2° año no se cómo pero llegó a nuestras manos unas papeletas de salidas especiales timbradas con el sello de la Escuadrilla. Como Benson era (y es) muy bueno para el dibujo le imitaba la firma a todo el mundo entre ellas la del Tata Jiménez (Mario Jiménez Vargas), y bueno las vendimos, en tantas colaciones, leches u otros, y salieron los beneficiarios de ellas y lo mejor no hubo rocha…hasta hoy:  ah y yo recolectaba los pagos que dividíamos hermanablemente. Como parece que R2D2 (Arturito) ha estado en todas, ​aquí va otra de él…. En 2° año no se como pero llegó a nuestras manos unas papeletas de salidas especiales timbradas con el sello de la Escuadrilla. Como Benson era (y es) muy bueno para el dibujo le imitaba la firma a todo el mundo entre ellas la del Tata Jiménez (Mario Jiménez Vargas), y bueno las vendimos, en tantas colaciones, leches u otros, y salieron los beneficiarios de ellas y lo mejor no hubo rocha…hasta hoy:  ah y yo recolectaba los pagos que dividíamos hermanablemente. F.COLLARTE   Estimado Fernando: Las papeletas las encontramos en el suelo, camino a la formación del mediodía. Ahora, si uno analiza esa situación, con la actual weona experiencia que tenemos, en ese entonces, nunca  aquilatamos que (si nos hubieran pillado) nos podrían haber acusado (con justa razón) de falsificación de firmas de autoridades (el Tata JImenez) en instrumento público (las papeletas timbradas) con premeditación y con el abyecto objeto de generar utilidades (colaciones, leche, postres y otros). Independiente de “mangas” de apoyo, nos hubieran pegado una grandiosa P.L.R. y sin ningún miramiento. Pendejos weones, pero felices. Un abrazo R2


NO ME GUSTA LA FISICA =  NO SE FISICA   ​

Nuestro profesor de fisica ​(se me fué el nombre) era una eminencia en la teoria a tal punto que nadie entendia poco a  nada, debido a las extensas y dificiles derivacienes que dibujaba en la pizarra para llegar a la formula V= d/t, por ejemplo…El resultado eran notas notoriamente bajo 4, para casi todos nosotros. El era pequeño , flaco,  usaba sendas gafas y muy encachao no era, jeje , por lo cual le pusimos el sobrenombre ”el feto” ! Fuera de eso hablaba con un tono nasal que era pa ca.  de la risa… Un dia salió una voz que se quejaba:  Sr. profesor, es muy bonito lo que nos está contando pero  ”NO NOS GUSTA ESTE RAMO PORQUE NO ENTENDEMOS NAAADA ” ! El profe se puso tieso, vaciló un segundo y a continuación dijo con su timbre de voz inconfundible y en tono decisivo y emocionado:  SRS. CADETES, SI A UDS. NO LES GUSTA LA FISICA ES PORQUE   NO ENTIENDEN LA FISICA! ​En las clases siguientes ocurrio​ un milagro : las clases se volvieron entretenidas debido a que el profe cambio su método  y al fin y al cabo hasta el más  we de nosotros entendio la materia. Los resultados en las pruebas mejoraron radicalmente y todo el mundo estaba contento, inclusive nuestro ”fetito” :) Esta frase memorable me ha perseguido y la he aplicado (se puede aplicar para TODO )  toda mi vida, preguntenle a mis hijos/as o nietos, ya no la pueden escuchar,  jajaja ! D.THIELE


CAUPOLICAN HERIDO

La del Caupolicán fue mas bién tragicómica, ese dia estábamos el grupito de siempre conversando en la pausa cuando uno de los pocos , eras tú Byron?, que andaba con máquina fotográfica nos pidió juntarnos frente a la estatua del Caupolicán para tomar una fotito… El cadete No 440, travieso como siempre,  se subio a lo más alto y se agarro de un brazo del jefe araucano para agarrarse mejor y……de repente se quebró este y el No 440, junto con los resto del brazo y la pica se cayeron y se sacaron la que te dije,  jajaja! El No 440 pasó 3 dias infernales esperando la orden del dia del siguiente sábado, pensando que ahora si lo van a echar de la escuela! NO PASO NADA, camaradas, nunca nadie de los oficiales o brigadieres ha mencionado este caso y el daño de la estatua, se mantuvo con su brazo y la pica a medias durante todo mi tiempo en la escuela! D. Thiele     No me creerás que el Domingo, conversando con mi esposa sobre los recuerdos y anécdotas que estamos compartiendo, ella me dijo por que no cuentas la historia esa de cuando rompieron la estatua de Caupolicán mientras se tomaban unas fotos. Parece que tuvimos alguna transmisión de pensamientos ya que tú casi en paralelo evocaste esa anécdota que he revivido hasta en los más mínimos detalles.   Tal como tu señalas , yo estaba tomando una fotografía y tenía listo el enfoque cuando tú llegaste corriendo y diciéndome: “¡ Para, para…. que yo también quiero salir en la foto !”. Como el grupo al pié de la estatua de Caupolicán era numeroso, tú te encaramaste sobre el indio, afirmándote en el mazo, con tan mala suerte que el mazo se hizo chilpes, tu caiste de la base de la estatua, mientras los trozos del mazo caían sobre ti y el resto del grupo desaparecía como por encanto, antes de que yo alcanzara siquiera a pestañar. Al principio casi me dio un ataque de risa, pero luego nos entró la preocupación por la teja que nos caería a causa del desaguisado. Afortunadamente, parece que por años nadie extrañó al “Mazo que blandiera el rudo brazo araucano”, hasta que el monumento fue removido de su lugar por la remodelación de la escuela. Estoy seguro que los que posaban para la foto se acuerdan tan bien como yo de esta anécdota y sería muy interesante que nos hicieran saber como la recuerdan. Byron   Camaradas, me siento afortunado de haber sido uno más de aquel fantástico grupo, creo también estaban Murua y otros que por estar aún vivos no los menciono. ( ya me retaron) Pero igual fue algo que marcó una etapa y no sólo Thiele estaba esperando la teja, sino todos los que posábamos para la foto. Y creo que esa foto está en poder de alguien, puede ser Byron ? Un abrazo Detlev, tengo los mejores recuerdos de esa linda época. G. Besoain


EN LUGARES PECAMINOSOS (¿FILTRO,censura?)   Sorry, pero no recuerdo exactamente el año (aunque hay otros que podrían entregar datos más precisos). Algunos de nosotros, salimos de parranda en un fin de semana. Uno del grupo  (aplausos), se consiguió nada menos que un auto, para dicha misión. Íbamos embalados, vitrineando por tradicionales calles pecadoras, cuando uno de nosotros exclamó: “Cáchate. Ahí está el Sr. Romeaux” (se ha cambiado el nombre real por razones obvias). El Sr. Romeaux era un profesor de historia muy reconocido, gordito y con ojitos celestes, los que entornaba hacia el cielo mientras hacía sus entretenidas clases. Como existía la estúpida norma que los cadetes no podían transitar sin uniforme en la vía pública (no púbica) teníamos que movernos, en nuestros afanes, con uniforme, con gorra y todo. Al acercarnos lentamente a nuestro preclaro profesor, que estaba saliendo de un local impuro, uno de los pasajeros del auto, gritó: “¡ Métanse la gorra hasta las orejas! “. Lo hicimos, y bajámos todas las ventanas y sacando el cuerpo para afuera del auto, gritamos con voz atiplada: “Hola profesoooooooooor” Inmediatamente, el Sr. Romeaux se giró, bajó su cabeza y sus acompañantes lo custodiaron.   El lunes teníamos clases, y el Sr. Romeaux llegó a la sala, muy, pero muy serio, y nos auscultó visualmente, en forma detenida, a todos. Finalmente todo quedó ahí, ya que teníamos la particularidad de tener una increíble cara de poquer. Sin embargo, entre nosotros, conversamos mucho acerca de la imágen que se proyecta (el profesor serio) y como se es realmente. Pero nunca enjuiciamos al Sr. Romeaux,   ¿Quienes habrán sido los otros pasajeros? ¿Ah? BENSON


DE PAISA Y BIEN ESCONDIDOS

Interesante verificar como, después de tantos años, los recuerdos reviven. Viaje a un asado en Machalí, no recuerdo bien a la casa de quién pero me parece del gato González, Reinaldo Cabrera y yo en su Borgward Isabella rajados a 90 por hora, todos de paisa, pero llevábamos las gorras para ponerlas en el tablero y pasar sin problemas los controles de carabs. Cosas de cabros chicos!! G.BESOAIN     Si señor…ese fue el año 64, el Gato invitó a Machalí en conjunto con el Jote Emberg. Yo recuerdo algo similar fuimos con el Chino Ojeda en su NSU Prinz…del año del perno. Y también hicimos cosas similares… Tienes razón, los recuerdos están ahí es cosa de empezar a rascar la superficie y brotan INCONTENIBLES. F.COLLARTE


UN ENPOLVADO

Nunca me voy a olvidar de la siguiente anécdota. Estábamos una tarde, en la hora de estudio,  y uno de los más hinchapelotas del curso, estaba alicaído y con fiebre. Fui al pizarrón y tomé tiza roja y azul. Con la tiza en mis manos, fui al puesto donde se sentaba nuestro querido hinchapelota, para ofrecerme a hacerle masajes en la cara para que se relajara. No contestó nada, por lo que me puse tiza azul en mis dedos y empecé a hacerle masajes en los ojos, para relajarlo. No cachaba nada y estaba totalmente entregado. Al rato estaba con los párpados azules. En seguida me puse tiza roja en los dedos y empecé a hacerle masajes en la cara, para relajarlo. Finalmente, quedó como una ramera barata. Otro de los compañeros, le sugirió que fuera a pedirle permiso al Alférez de Servicio, para ir a la enfermería. Se levantó docilmente y fue al pasillo, donde casualmente pasaba el Alferez de Servicio. Nunca nos habíamos reído tanto (nos caímos de las sillas), al ver a nuestro querido hinchapelotas, frente al Alferez de Servicio, absolutamente maquillado, con cara de enfermo y pidiendo permiso para concurrir a la enfermería. La cara del Alférez de Servicio, con los ojos abiertos y estupefacto, fue inigualable. Todavía me da risa. A.BENSON


PICHICATEROS  

Estando de reclutas nos llevaron al cine del bosque a ver la película Irma la dulce Nos trajeron de vuelta trotando para  que nos tranquilizáramos llevábamos muchos días sin salida Pero No fue suficiente los camarotes relincharon de lo lindo. R.POSADAS


INJUSTAMENTE CONOCIDO COMO: ¡  MALACATEEE ¡

Mis relatos no son necesariamente cronológicos, pero se ajustan a la verdad, con más o menos variantes, así que si alguno le quiere agregar antecedentes, estupendo sería.   Memoria 1   A pocos días de haber entrado en ese mes de Febrero de 1964, nos llevan a la piscina del club de oficiales con bata, traje de baño con nariz, chalas plásticas, toalla al brazo, de dos en fondo. Eran puros tropezones. No hacía calor y nos obligan a zambullirnos. Cuando me tiro, antes de salir, me hacen una china, casi me ahogo y aleteaba como imbécil. El que me hizo la china fue el Lapostol, el que con su carita tierna y boca chiquitita se cagaba de la risa.   – Qué te pasa concha de tu madre ? – Qué te hay creído hijo de Puta ? – Cadete !! – Quién soy vos cara e hueva pa’hacerme una china? – Cadeteeee. Venga para acá inmediatamente !!   El Lapostol seguía riéndose y yo lo seguía tapando a chuchás.   El Colo Colo Benavídez me seguía llamando y choreado porque no le hacía caso, se acerca y me dice:   – Cuando yo lo llamo usted viene. Sí o sí ! – Es que este reculiao me hizo una china po’h mi teneiente. – ¿ Qué manera de referirse es esa ?. Queda sin casino. – Pero puta la huevá mi teniente. Si este gallo es un cínico. – Toda la semana sin casino ! – Y al maricón éste no lo va a castigar? – No es asunto suyo, cadete. – Cómo que no ? Puta la huevá. Me caga él y usted me castiga a mí. – En esta Escuela no se le discute a un superior.  Se queda sin casino y deberá limpiar todas las repisas de los baños del pabellón de dormitorio.   Pasé un mes con Gilette y Sapolio limpiando las repisas hasta que terminé.   Fuera de lo empelotante del castigo,  este evento, más un chiste que se me ocurrió contar días antes en frente de toda  la Escuela (un blanco y un negro en el país de las amazonas), hizo que todo el mundo me conociera y quedé, en pocas semanas como el más malacatoso de los malacatosos, por siempre, asunto que nunca traté de desmentir en todo caso.   No seguí la máxima del recluta: pasar desapercibido…     Memoria 2   A raíz de mi fama, incrementada por otras menudencias, en una Orden del Día del Grupo Escuela, la mosca Yansen (así se escribe?), intempestivamente vocifera:   – Cadete Stipicic! – Firme mi Comandante ! – Venga para acá.   Corriendo con mi capote inmenso  que me hacía ver como Artemio, cuatro tallas más grande para que me sobraran mangas y no se notara que en posición firme yo no pegaba las manos a los muslos,  llegué a su lado. Me agarra del cuello del capote y mientras me zamarreaba y yo desaparecía hacia abajo (veía sólo los botones por dentro),  decía con voz en cuello:   – Dónde me lo vean me lo cagan ! – Miren bien a esta manzana podrida. – Y como no quiero que me pudra a toda la Escuela, a partir de ahora andará diez metros detrás del último de la última fila. – Yo, sin saber qué había provocado su ira, lo miraba chueco pa’rriba, con cara de huevón arrepentido.   Así estuve no sé cuantos días formando a 10 metros del último. Nadie supo nunca qué bicho le picó. Hasta los brigadieres me preguntaban. Cría fama y échate a dormir…     Memoria 3   En una mañana cualquiera, se abre de sopetón la puerta de la sala de clases y aparece un brigadier (no me acuerdo quién):   – Cadete  Stipicic. – Firme mi brigadier. – Acompáñeme. – A su Orden mi brigadier.   Salimos de la sala y me informa que estoy citado  nada menos que a la Sub Dirección de la Escuela de Aviación Capitán Avalos.   Chuchas, ya me echaron, me dije.   – Y por qué sería mi brigadier? – Si lo supiera no se lo diría.   Mientras marchaba a su lado pensaba en mi santa y viuda madre y sus enormes sacrificios que hizo para que yo entrara a la institución porque, según ella, necesitaba educación de hombres y no seguir viviendo con la abuela, la nana, la tía, etc. Tuvo que hinchar mucho porque yo, corto de vista, entré no apto para  rama del aire, motivo obvio de mi desinterés por vida de aviático y menos por la militar.   Llegamos a la dirección, que estaba en los altos del casino en aquella época,  me hacen esperar y después pasar a la oficina del subdirector, comandante de grupo, que creo se llamaba Martínez. Corríjanme por favor y cachen lo que me dijo:   – Usted no es un mal elemento, cadete Stipicic. – Hemos estado analizando su caso y no podemos determinar con precisión cuál es su problema.   Hubiera bastado ver mi ficha médica, pensé.   – Pero, haremos lo posible para que enmiende su conducta y llegue a ser un oficial de la Fuerza Aérea de Chile. – Si, mi comandante. – Usted no sabe obedecer. – Si, mi comandante ! O sea, no mi comandante ! – Y no sabe obedecer porque usted no se da cuenta lo serio, difícil y la alta responsabilidad que significa mandar. – Así es, mi comandante ! – Por lo tanto, hemos decidido que por un tiempo usted sea el Jefe de su Curso para que asuma el mando y aprenda a obedecer. – A su orden mi comandante. !!   Y salí como la primera antiguedad del curso. Chúpense esa.   Se acuerdan que los hice hacer tiburones y sapitos y que me hacían con el puño anunciándome que me iban a sacar la cresta !?.  Puta’s que gocé.   Pero la cosa sigue y muy divertida.   Ya en las postrimería de mi mandato, odiado por Fehlan porque él era la primera antigueadad (un siempre muy buen recuerdo de él), y en el preciso momento en que yo agarro al Pekín Gonzalez (también mis buenos recuerdos) y lo tiendo hacia abajo, ya que Droppelmann terminaba de tamborilear el Tango Uno que estábamos bailando y cantando y el Pekín se estira con la cabeza hacia abajo y yo simulo que le voy a dar un beso, se abre la puerta y adivinen quién apareció…!!   El comandante Subdirector de la Escuela, el mismo que me ungió Jefe del Curso y el muy huevas pregunta, airadamente enojado:   – ¡¡ Quién es el Jefe de Curso ???   Yo soltando al Pekín que cayó como saco de papas, automáticamente indico con el dedo a Fehlan:   – Él mi comandante.   Fehalan casi se murió y lo empezó a negar. El comandante le dijo que esto era inaceptable y que se hiciera respetar como Jefe y se fue.   Volví a ser el cadete raso que era…. C.Stipicic


UN WC MUY LEJANO

También recuerdo que los baños estaban alejados En el pasillo existía un papelero grandote Muchos lo aprovechábamos Este se desfondó y quedó la grande Posadas.


DIANA DESAFINADA:

El timbrazo, con el cual debíamos levantarnos cada mañana, nos tenía NEURASTENICOOOOOS y creo que a fines de 1965 conseguimos que se eliminara el famoso timbre y en su reemplazo un Corneta de servicio hiciera un toque de diana. Un gran amigo y compañero nuestro, debía asumir el servicio un Lunes por la mañana, pero al recogernos el Dgo. a las 22:30, se percató que no había retirado la corneta del cargo y no había forma de conseguir un instrumento. Pero este cadete no se echaba a morir con cualquier problema y con gran temple, personalidad y sentido del deber cumplió su obligación, tocando la diana solo con una boquilla que logró conseguir, eso si que las melodías no resultaron muy entonadas. Creo que fue la única vez, en todo nuestro paso por la escuela, que la diana nos hizo pasar riendo hacia las duchas. (si al autor no le ofende este recuerdo, podría dar su nombre) Byron   Ningún problema y con mucho cariño estas plena mente autorizado. Además el que primero salio fue El Caballo Collarte.porque trate de tocar La parida del hipódromo. J.C Latorre.


ATAQUE DE RISA  

Estábamos en ejercicios de infanteria en la losa, a la drrr, altooo, a la izquierrr y ya bastante cansados nos aproximabamos a rendir cuenta al oficial Benavides, el brigadier ordena altooo y para quedar de frente a Benvides, a la  izquierrr, y el loco Fernandez, para variar, lo hace al reves y queda de espalda al oficial, cuando se da cuenta se larga reir y nosotros a sonreir, pero a Benvides no le causo mucha gracia y le increpa SILENCIO, Fernandez mas se reia y le dio un ataque de risa. Benvides le gritaba silencio y mas se cagaba de la risa. A esa altura toda lai escuadrilla estaba con ataque de risa y Benavides desesperado gritando SILENCIO, pero no pudo lograrlo y empezó a cagarse de la risa tambien y tuvo que abandonar para no perder la compostura ordenandole al brigadier que se llevara al Fernandez a las duchas y lo metiera con ropa y todo al agua. Parece que el agua fria no le hizo mucha gracia al loco y se calmo. Yo me mee de la risa y creo que la mayoria igual. JaaaaaJaaaaajaa


A LA CAZA DE LOS FONDEADOS

El alférez Gaete, alias el Calufo, un día Sábado para pillar a los que se fondeaban de la formación, el descriteriado entró a los dormitorio metiendo la espada en los estantes, menos mal que no ocurrió una desgracia. J Concha Chuta yo era de los que se fondeaban en el locker. Y pa variar, era el pelao Karich el que tenia la llave y me abria de vuelta de infanteria. Por suerte no me toco la metida de espada del Gaete. F.Azócar   – Los sàbados de Ropero; . . . el escondite en mi  estante con llave; . . . la acusaciòn que le hice al Alferez ¿calufo?, no recuerdo el nombre, por introducir su espada para hacerme salir de mi estante y le puse mi blusa de salida de verano para que la cortara; nunca supo que estaba adentro con mi cenicero del còndor J.Fernandez.     FALTA DESARROLLO Tengo muchìsimas; pero escribirlas cueta mucho; sòlo tìtulos: 1.- Pelea en el dormitorio: El colorìn Espinoza y yo; ¿Recuerdas Donald? 2.- Punta y codos habitual del dormitorio al casino cuando los demàs dormìan (7 de la fama) 3.- Antes de Guinior (no me acuerdo como se escribe), despuès del profesor Bravo que se fue al Ministerio de Educaciòn, me enviaba a hacerle las clases mientras fumaba durmiendo en su asiento; y las pruebas que hice . . . hasta 7 . . . TODOS PAGARON COLACIÒN Y POSTRES . . . ademàs en la correcciòn, elegì las que me pagaban y le subì las notas 4.- Capitàn Dinocera (¿asì se escribe?) Garcìa . . .¡CALLESE Y NO SE RIA MÀS CADETE FERNÀNDEZ! . . màs fuerte me daba el ataque de risa . . . hasta que se aburriò de gritarme y golpearme el pecho . . . se diò vueltas y se fuè . . riendo 5.- ¿Cuanto ganè con mi Brigadier Mayor con las apuestas por que ninguno de su escuadrilla me movìa de un combo en el pecho? 6.- Los sàbados de Ropero; . . . el escondite en mi  estante con llave; . . . la acusaciòn que le hice al Alferez ¿calufo?, no recuerdo el nombre, por introducir su espadachin para hacerme salir de mi estante y le puse mi blusa de salida de verano para que la cortara; nunca supo que estaba adentro con mi cenicero del còndor . . . 7.- Las lindas clases de francès; Donald y yo tyenìamos cada uno un estante en la sala de estudio y el ùltimo estante de atràs, al lado de la ventana, con un anafe, cafè, galletas y agua; con el libro tapàndonos, escribìamos poesìa mien tras tomàbamos cafè . . . cuantas tonteras hicimos . . . hasta que EL SE EQUIVOCÒ de silla . . jajaja la del lado estaba buena . . 8.- Cantando temas de los Beatls en el laboratorio de inglès hasta que nos pillò el Profesor; por eso peliè con èl 9.- Cuanpo le pedì los guantes al Comandante Jansen, para pelear con el Alferez 10.- Las veces que peliè en la noche al lado de la Torre 11.- etc…etc…etc. . . Ah; tengo las poesías . . jajaja si se pueden llamar asì, con los sobrenombres de 1ra y 2da escuadrilla. . . Cariños y espero vernos en octubre


REGALÓN DE MORFEO

Recuerdo una anécdota que no es de los tiempos de la escuela. Celebrábamos otro de nuestros encuentros anuales en la Escuela de Aviación, cuando Mario Avila era el Director; almorzamos en el casino, después del postre y la conversa, Schoener se quedó dormido (para variar), nos pusimos de acuerdo para dejarlo solo y mandamos a alguien para despertarlo. Le dijeron: “mi Comandante, se fueron todos”. Lo observábamos detrás de un biombo. La cara que puso cuando vio la enorme mesa vacía era de película.


VOLCABA EL VASO SIN DERRAMAR UNA GOTA

Durante el almuerzo yo estaba repartiendo y pasa el Coipo, aproveché de mostrarle un pedazo de carne de la  fuente y dije en voz alta, “nos estón dando puras suelas de zapato”. Me miró con odio y siguió. Yo picado agarre un vaso lleno al tope de jugo y lo gire como en el cacho y quedo sobre la mesa patas pa’arriba, sin que se derramara ni una gota. Después al sacarlo quedaba la cagada. Dedpues de comida en la noche, me llamo el tte. Rousseau y me dce: llene este vaso, hasta el borde. Chuta dije yo, me amarró el Coipo y va a querer que lo gire delante de el y si no resulta bien , va a quedar todo mojado y hasta ahi no mas llegamos. Lo llene bastante , pero me dice:: hasta el borde. Con cuidado lo llene hasta el borde y me dice: ahora levántelo y camine por todo el casino hasta la hora de irse a dormitorios. Si se le darrama el agua tiene dos domingos me dijo. Todos cagados de la risa cuando me veian pasar equilibrando el maldito vaso. Se me cayo un poco de agua pero me perdono y me salvé. Nunca mas hice la graciesita. F.Azócar


DESQUITÁNDOSE EN EL BAILE

Recuerdo la fiesta en la escuela de 1964 cuando todos fuimos acompaÁados con nuestras hermanas o máximo con alguna prima simpática, aunque no falto el cachiporra que dijo ir con la polola. A dos mesas de la nuestra estaba instalado el temido Teniente Benavides con su esposa supongo. A los pocos minutos empezó el baile y el espacio se hizo bastante chico especialmente para bailar soul que inspiraba a mover brazos y piernas al son de la música. En mi mesa había un cadete que aprovechándose del pánico le pegaba taquitos y codazos a nuestro teniente dándole la espalda como si no se hubiera percatado de su presencia. Después de varios toques el susodicho suponía que los golpes eran de adrede pero no le llamo la atención al cadete XX mientras los demás nos reíamos de la osadía. Tal vez el héroe de la jornada cadete XX quiera identificarse……. D.Setz